Hacer ejercicio y comer adecuadamente es bueno para la salud. Esta antigua recomendación sigue siendo recomendable para todos, y para seguirla diariamente es necesario hacer de las buenas prácticas un hábito. Para ayudar en esta tarea y acondicionar el cuerpo de una manera más natural, se crearon los ejercicios funcionales. “El entrenamiento funcional es excelente para romper la rutina del gimnasio y el equipo de musculación. Los ejercicios motivan, son desafiantes y quien sigue este método tiene la posibilidad de lograr la funcionalidad natural de su cuerpo, además de generar un cuerpo más saludable y bien acondicionado”, explica la entrenadora personal Ana Paula Gavleta. Los ejercicios están indicados para cualquier persona, de cualquier edad, “desde niños hasta ancianos, desde deportistas hasta sedentarios”, dice el profesional.

¿Qué son los ejercicios funcionales?

ejercicios funcionales 2

En el mismo tapete que los alimentos funcionales, los ejercicios funcionales han atraído la atención últimamente. Pero, ¿qué son exactamente? “Cada vez que movemos nuestro cuerpo necesitamos una acción integrada que involucre la piel, las articulaciones, los músculos, etc. A partir de esta lógica se creó el entrenamiento funcional, que tiene como principio preparar el cuerpo de manera global, utilizando los patrones fundamentales del movimiento humano – como empujar, tirar, agacharse, girar, lanzar, entre otros – implicando la integración de todo el cuerpo”.

Esta visión integral permite que el entrenamiento funcional dé como resultado el fortalecimiento de los músculos con la conciencia y el equilibrio del cuerpo, elementos que a menudo se dejan de lado en el entrenamiento convencional. “En muchos ejercicios la única carga que se utiliza es el propio peso del cuerpo. La flexión del brazo y la barra fija son ejemplos de ejercicios funcionales”, explica el entrenador personal. Cabe mencionar que el entrenamiento debe ser preparado y acompañado por un profesional de la Educación Física.

Principales beneficios de los ejercicios funcionales

Los ejercicios funcionales ayudan en los siguientes aspectos:

  • Desarrollo de la conciencia y control del cuerpo
  • Mejora de la postura
  • Mejora del equilibrio muscular
  • Disminución de la incidencia de lesiones
  • Mejora del rendimiento atlético
  • Estabilidad de las articulaciones (principalmente de la columna vertebral)
  • Aumentar la eficiencia de los movimientos
  • Mejora de la fuerza y la coordinación motora
  • Mejora de la resistencia central (cardiovascular) y periférica (muscular)
  • Mejora de la lateralidad del cuerpo
  • Mejora de la flexibilidad

La asociación de ejercicios funcionales con una dieta equilibrada ayuda a maximizar sus beneficios. Para desarrollar una dieta potente, consulte a un profesional de la nutrición, que sabrá cómo indicar los alimentos más importantes para su perfil. Los alimentos funcionales son aquellos que tienen efectos beneficiosos para la salud cuando se consumen en la dieta normal. Se han estudiado mucho y, aunque no curan, tienen componentes activos capaces de prevenir o reducir el riesgo de algunas enfermedades.

Ventajas de los ejercicios funcionales

ejercicios funcionales

1- Son ejercicios naturales

Los ejercicios funcionales son los movimientos naturales del ser humano, como correr, tirar, ponerse en cuclillas, saltar y empujar. En un entrenamiento funcional, muchos ejercicios se realizan sólo con el peso del propio cuerpo añadido a la balanza.

“El entrenamiento funcional es una alternativa no convencional planificada para mejorar el desarrollo de las capacidades físicas de acuerdo con el objetivo de cada individuo, ya sea un deportista o una persona que sólo busca calidad de vida”, dice la profesional de educación física Ana Paula Azevedo.

2- Trabajan el cuerpo de forma integrada

“En el entrenamiento funcional, se suele trabajar con varios grupos musculares al mismo tiempo, y no de forma aislada como en el culturismo. De esta manera se gana tiempo ya que se puede trabajar en la percepción del propio cuerpo, por ejemplo, mientras que en una sentadilla se requieren las extremidades inferiores”, comenta Amanda Veiga, también profesional de la educación física.

La práctica constante desarrolla la fuerza muscular, el equilibrio, la flexibilidad, el sistema cardiorrespiratorio y la coordinación motora, con el objetivo de mejorar el acondicionamiento físico en las actividades más básicas de la vida diaria.

3- ¡Cada día una clase diferente!

“Es una actividad dinámica, porque las secuencias de ejercicios de los circuitos son diferentes en cada clase. Las clases suelen trabajar en forma de circuito con ejercicios que desarrollan las habilidades básicas. El profesor establece un tiempo para cada movimiento o un número de repeticiones y todos los estudiantes pasan por todas las estaciones”, explica Amanda Veiga.

Además, el equipo utilizado escapa a los tradicionales, ayudando a diversificar los ejercicios. En un circuito se pueden utilizar materiales alternativos, como bolas, gomas, cinta suspendida, mancuernas, barras, camas elásticas, conos, entre otros.

4- Pueden hacerse en el gimnasio, en el parque, en grupo o individualmente

La práctica de los ejercicios funcionales se puede hacer en cualquier lugar: en casa, en la playa e incluso en los parques. “A diferencia del entrenamiento con pesas, en el que se necesitan máquinas y baterías, en el ejercicio funcional con sólo el peso del cuerpo y algunos accesorios ya es posible hacer un entrenamiento completo. Por otro lado, al ser ejercicios libres, la buena orientación se hace aún más importante para que no se produzcan lesiones”

5- Son buenos para el cuerpo y la mente

Las series utilizadas en los circuitos son intensas y limitadas en el tiempo. Esta intensidad requiere un acondicionamiento físico y agilidad del cuerpo. La secuencia de los diferentes ejercicios requiere concentración y coordinación motora de la mente. “Cuando se hace un ejercicio funcional, sea cual sea, es necesario utilizar la fuerza del cuerpo y la concentración para ejercitarlo, como por ejemplo el equilibrio en el balón suizo, es necesario reclutar la fuerza y también la concentración para no caer”

Puedes leer mas artículos como este en el blog