Controlar la diabetes con la alimentación

Hablar de la diabetes, no es una tarea sencilla, en especial a lo que concierne a las características específicas que deben desarrollarse en el patrón de alimentación del diabético.

Lo primero que debe de asumirse, es el hecho de que cada diabético puede manifestar necesidades nutricionales diferentes, conjugándose su propio estilo de vida a las condiciones particulares de la enfermedad, por lo que no se debe asumir en ningún momento una dieta estándar, ya que hacerlo, en especial sin la consulta de un nutricionista especialista en la materia, podría resultar en consecuencias severas, que inclusive arriesguen la vida de la persona con diabetes.

Cantidades y combinaciones.

Por otra parte, es esencial asumir un control sobre los tipos de alimentos, las porciones, el momento de su consumo y algo que muchos pueden pasar por alto, las combinaciones de éstos entre sí, en modo tal que permitan a la persona con diabetes, lograr mantener un ritmo de alimentación adecuado, que fortalezca su salud y minimice los riesgos de la diabetes.

Los grupos de alimentos.

De este modo, vale indicar la organización de los grupos de alimentos que permitirán controlar la diabetes por medio de sus acertadas proporciones y combinaciones, con la finalidad de que al consultar con el especialista, puedas asegurarte de que te oriente correctamente para la ubicación en el menú de cada uno de tus alimentos favoritos y haga que los menos preferidos a tu paladar se compensen con ello, porque de seguro más de uno podrá ayudar en mucho a tu salud, aunque no te guste.

  • Lácteos: siempre y cuando no tengas alguna intolerancia a la lactosa, pueden ser una fuente rica en minerales, especialmente calcio y lípidos con altos beneficios. En este grupo se incluyen todos los derivados de la leche, pero cuidado con los quesos, especialmente los muy procesados, pues podrían tener altos niveles de sal y sustancias químicas varias, que son perjudiciales para el organismo, en especial para los riñones.  El yogourt es un gran aliado para los diabéticos, dale un merecido espacio en tu dieta
  • Frutas: todas las campañas nutricionales promueven el incremento del consumo de frutas, y es que este grupo de alimentos son altos en antioxidantes y una gran diversidad de sustancias nutritivamente benéficas, no obstante, quien padezca de diabetes debe tener mucho cuidado con el cómo y cuándo consumir cada tipo de fruta, ya que también contienen una muy elevada cantidad de azúcares, en especial la fructosa como carbohidrato principal y cuya metabolización puede elevar rápidamente los niveles de azúcar en sangre, por lo que cada fruta deseada, deberá de ser consultada.
  • Proteínas: aunque la mayoría considera que este grupo lo constituyen todos los tipos de carnes, éstas en realidad sólo son el subgrupo alimentario que brinda proteína animal, por lo que deben tomarse en cuenta también aquellos alimentos que sean fuente de proteínas vegetales, las cuales estructuralmente difieren considerablemente y tienen roles metabólicos muy distintos e igualmente necesarios. La persona con diabetes requiere de una adecuada ingesta de proteínas, con porciones integradas a cada menú diario, pudiendo valerse de las semillas para las diversas meriendas.
  • Granos: ente grupo de alimentos representa una fuente importante de carbohidratos y por ende, debe prestarse una adecuada atención su inclusión dentro del menú para diabéticos, ya que muchos son ricos en altas cantidades de almidones, teniéndose la falsa creencia de que al ser consumidos bajo la forma de “integrales” estarán exentos de azúcares y que además aportarán fibra, cuando en realidad, estas presentaciones son productos con bajo procesamiento, que dejan especialmente en los cereales una elevada proporción de la cáscara que los recubre, la cual no tiene ningún aporte nutricional debido a la incapacidad de digerirla, por lo tanto, dificultan los procesos digestivos, además de representar un peligro potencial para el tracto digestivo, en el cual van causando micro laceraciones, de mucho riesgo en la diabetes.
  • Verduras: son fuente de una muy diversa variedad de elementos esenciales para una sana nutrición y por ende, con un papel fundamental para mantener la salud en general, y especialmente en la persona con diabetes, así que serán alimentos que de una u otra forma estarán incorporados en cada una de las comidas principales del día, ofreciendo una gama ilimitada para su procesamiento y presentación, con lo cual podrás brindarle todos los gustos que desees a tu paladar, mientras que te ayudan a mantener controlada la diabetes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies